IES Cantabria

Departamento de Ciencias Naturales

En la Edad Media

En la Edad Media se recobraron los escritos aristotélicos a través de los árabes que los trajeron a Europa, principalmente Avicena y Averrores, y Tomás de Aquino encontró y sintetizó con los conocimientos de la época los descubrimientos aristotélicos, de hecho mandó hacer su propia traducción (la de Moerbecke), y elaboró los famosos Comentarios a la Física de Aristóteles1

El desarrollo de las nuevas concepciones racionales, conlleva un nuevo concepto de reducción de la concepción de la Filosofía de la Naturaleza anterior, a una Física de tipo matemático, gracias a los descubrimientos de las ciencias experimentales, y la certeza que la matemática daba a estas ciencias.

Es una época en la que se busca encontrar las correctas relaciones entre ciencia y fe, y entre filosofía y ciencia. Un autor que consigue un equilibrio coherente es Tomás de Aquino.

No hay una línea divisoria clara entre una imagen científica y una imagen mágica, aunque poco a poco entre ambas dan un nuevo concepto de mundo. Consideramos magia aquello que todavía no hemos conocido, cuando se alcanza conocimiento científico se descubre que aquella magia no es más que conocimiento vulgar, intenta encontrar claramente la distinción entre conocimiento y magia. La magia es una actividad práctica que transforma la naturaleza al insertarse en el juego de sus leyes mediante recursos técnicos. Es un interés que busca la clave escondida de la naturaleza y que está latiendo, y representa la capacidad del hombre de destacar su impronta en la naturaleza, dominio de la naturaleza, se convierte en algo expósito.

La tendencia fue de reducir la magia a la ciencia, pero no seria adecuado interpretar a este proceso como lineal, sencillo y directo. Fue más bien un proceso de ida y vuelta, con vaivenes. Es importante destacar los textos herméticos. En la Edad Media el mago es temido como demonio, alguien que va en contra del mundo perfecto, es aquel que se sale del orden de lo racional, se basa más en la experiencia y la experiencia es un sinsentido irracional. La experiencia está por debajo de la razón, y por lo tanto es condenable. La teología representa el orden de la razón, lo que está más allá ha roto la barrera del orden establecido. La magia representaba que todas las cosas no estaban bajo el orden de Dios, hay una cierta relación de influencia mutua.

La naturaleza es concebida como organismo universal, autosuficiente, un sistema unificado de fuerzas omnipresentes animado por un alma cósmica en la que la distinción entre lo vivo (el espíritu), y lo no vivo (la materia), pierde su significado. Todo está vivo, el universo está vivo, las cosas en ese organismo no ocurren porque algún ser no natural intervenga en él.

En la concepción tomasiana, la naturaleza es una realidad que lleva claramente a la necesidad de otra realidad que la sustente: desde el Libro VIII de la Física, Aristóteles ya había visto la ‘necesidad’ de un Primer Motor Inmóvil, que diera razón de todo otro movimiento que observamos en la tierra.

IES Cantabria C/ Repuente, Nº 55 - 39012 SANTANDER - Tlf: 942323727 - Fax: 942323729 - Email: moc.airbatnacsei@ofni
Sitemap - Aviso legal